Bolitas energéticas de Chocolate y Chía

Youtube, facebook

¡¡¡Por fin es viernes y toca receta nueva!!!

La semana pasada fue el cumpleaños de mi padre, y como no podía ser de otra forma le hice una tarta de las de “después de esto no como en un año”. Ayer subí una fotografía de la tarta en mis redes sociales (facebook, twitter, instagram) para felicitar el día del padre (es lo que tiene tener el día del padre y el cumpleaños tan junto, que sólo tienes una tarta).

Pero, a parte de incrementar los niveles de azúcar a toda mi familia, le hice un regalo de lo más apropiado y sano. Antes tengo que explicar que mi padre es ciclista, tanto que le falta dormir con la bici, por lo que un regalo de lo más acertado son unas Bolitas energéticas de Chocolate y Chía. Tengo que decir que le encantó el regalo y que ya las utilizó para una de sus largas salidas con la bici cumpliendo su función de darle la energía que necesitaba en ese momento.

Esta receta la saqué del libro de “Objetivo: Galleta perfecta” de Alma Obregón. Para quien no conozca a Alma Obregón, y en modo muy resumido, es una chica muy loca que adora los dulces y tiene un blog con recetas que engordas cinco quilos por cada post que lees de ella. Su blog es http://www.objetivocupcake.com/. Pero yo la admiro por su constancia con el ejercicio, es una viciada del runner y sí os recomiendo su segundo blog http://blogs.runners.es/elblogdealma/ (por leerlo no pierdes los cinco quilos que pillaste leyendo su otro blog, pero sí te motiva por este deporte).

¡Vamos con la receta! Veréis que sencilla es y os aconsejo ponerla en práctica para esos momentos en los que necesitáis una energía extra.

Ingredientes para 10 bolitas energéticas:

20 dátiles, 16 g de semillas de chía, 40 g de chocolate negro 70% de cacao (yo utilicé el de 0% azúcares añadidos)

Procedimiento:

Pelamos los dátiles y los trituramos con la picadora hasta que se conviertan en una masa homogénea. Incorporamos las semillas de chía y volvemos a triturar para que se integren a la masa. Añadimos el chocolate y volvemos a triturar.

Amasamos un poco la masa y formarmos montoncitos del mismo peso (en mi caso salieron 13 g por montoncito). Formamos las bolitas con cada uno de los montoncitos y refrigeramos para que endurezcan.

Conservar en el frigorífico y disfrutarlas cuando más se necesiten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s